Cómo manejar las decisiones de donación de órganos y autopsias cuando fallece alguien

  1. Finanzas personales
  2. Planeación Patrimonial
  3. Cómo manejar las decisiones de donación de órganos y autopsias cuando fallece alguien

Libro Relacionado

Por Margaret Atkins Munro, Kathryn A. Murphy

Tan pronto como alguien muera, asegúrese de familiarizarse inmediatamente con la donación de órganos y los deseos de autopsia del fallecido. Verifique si el difunto tenía una anotación en su licencia de conducir o una tarjeta de donante, una tarjeta de identificación personal u otro documento legalmente reconocido por el cual él o ella indicó su deseo de hacer una donación anatómica.

A veces el difunto también les habrá dicho a sus seres queridos de esta decisión. Si los deseos del difunto con respecto a la donación anatómica no son claros, y existe la posibilidad de usar sus órganos para el trasplante, los médicos u otro personal del hospital explicarán las opciones de donación disponibles a la familia o parientes cercanos.

La donación depende del consentimiento de la familia o de los parientes más cercanos; si aceptan que se haga la donación, los órganos serán extraídos y el cuerpo estará disponible para un funeral y un entierro o cremación.

Incluso si no se hace la donación de órganos o tejidos, el difunto puede haber donado su cuerpo a una escuela de medicina u otra institución. La donación puede estar contenida en una carta de intención que se encuentra junto con los documentos de planificación de la sucesión.

Si el difunto donó sus restos, comuníquese con la institución y ellos harán los arreglos y cubrirán todos los costos de transporte y eventual cremación. La mayoría devolverá los restos cremados a la familia, si así lo desea.

Cuando la muerte del difunto puede haber sido el resultado de violencia, juego sucio u otras causas antinaturales, o por varias razones detalladas en las leyes estatales individuales, el examinador médico estatal puede realizar una autopsia, con o sin el consentimiento de la familia. En este caso, la oficina del médico forense asume el costo de la autopsia.

Por otro lado, la familia puede optar por solicitar una autopsia cuando sospecha la posibilidad de mala praxis médica (o por otras razones médicas). Si la familia desea solicitar una autopsia, debe informar inmediatamente al médico que la atiende. En el improbable caso de que el cuerpo haya sido transportado a una funeraria, la familia debe informar inmediatamente al director de la funeraria para que no se produzca el embalsamamiento.

La familia asume el costo de la autopsia si solicita el procedimiento por sospecha de mala praxis médica. Si el propio hospital está preocupado por un posible error médico, a veces solicita que el consultorio del médico forense haga una autopsia para que un tercero desinteresado la realice.

Algunas religiones desaprueban las autopsias como profanación del cuerpo. Aunque no todas las autopsias son evitables, si la causa de la muerte es obvia y claramente no hubo juego sucio, usted o su director de funeraria pueden solicitar que no se realice una autopsia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*